16 de abril de 2010

no canto por cantar, canto por no llorar

.



' Maravillosa... En La Habana me enamoré. De La Habana. Si tuviera que pertenecer a un lugar, sin duda alguna, sería a éste. Nunca, en ninguna parte ví tanta belleza. El tiempo pasaba despacio. Porque no había nada que perder. Y nada que ganar. '

1 comentario:

  1. me encanta esta pelicula

    cuando vamos a La Habana, char?

    ResponderEliminar