28 de abril de 2014

LOS MISMOS QUE NI SABRÍAN ESCRIBIR EL NOMBRE DE SU QUERIDO HITLER

Ocurrió anoche, en el partido que enfrentaba al Barcelona y al Villareal. Dani Alves se disponía a lanzar un corner cuando algún subnormal - porque no tiene otro nombre - le tiró un plátano al jugador. Y él, sin pensárselo dos veces, se comió una porción y tiró el resto fuera del terreno de juego.

El jugador barcelonista nunca ha sido santo de mi devoción pero su gesto me parece sublime aunque, para mi gusto, debería haberlo alargado unos segundos más. Que sigan ocurriendo estas cosas tan a menudo, en un país supuestamente civilizado como es España, pone de manifiesto que aún queda demasiado por hacer y reacciones tan ocurrentes como la de Alves, ante actitudes racistas de gente a la que su cerebro no le da para nada más inteligente, me parecen sanas y muy necesarias.

Que algunos sientan cierto rechazo hacia algunas personas me puede parecer hasta lógico siempre y cuando ese rechazo nazca de una mala experiencia vivida. Pero que a día de hoy siga habiendo gente que se considera superior al resto, me parece suficiente motivo para echarse a llorar y no parar. Resulta curioso observar cómo estos lanzabananas a los que tanta ilusión les haría pertenecer a la famosa raza aria pura son precisamente los que nunca han bajado del árbol...

27 de abril de 2014

AUNQUE LO PAREZCA, NO NACÍ AYER

Eres demasiado imparcial. Estás ciega con Marruecos. Te tienen abducida. Tienes totalmente idealizado al país y a su cultura. Entiendo que algunos podáis tener esa imagen de mí ya que lo que muestro en el blog es, casi siempre, aspectos positivos de un país en el que me siento como en casa. Un país en el que volví a nacer. Un país que tiene tanto que ofrecer que me parece justo que haya gente que cuente también todas las cosas maravillosas que se pueden vivir en él.

Afortunadamente no soy gilipollas y, aunque a algunos os cueste creerlo, tampoco nací ayer. Soy perfectamente consciente de la realidad del país. He tenido la inmensa suerte de vivir de cerca alguna de las mayores MIERDAS que se pueden sufrir en Marruecos, pero no me parece oportuno seguir removiendo algo que ya se encargan todos los demás de revolver. No creo que sea ningún delito abrir una pequeña ventana para que aquellos que aún no conocen el país puedan respirar un poco y ver que, evidentemente, aunque no todas las realidades son buenas, hay muchas otras que te cambian la vida.


Sé que Marruecos no es un paraíso – de hecho dista mucho de serlo – pero es mi sitio. Y, como tal, creo que debo defenderlo mientras tenga motivos para hacerlo. Y, por ahora, tengo más que suficientes. No soy imbécil y sé bien que aún hay mucho camino por recorrer y mucha evolución más que necesaria. Pero si me limitara únicamente a hablar de machismo, desigualdades sociales, leyes inhumanas, analfabetismo, colonialismo, injusticias, seguridad social inexistente, ayudas que brillan por su ausencia, patriarcado, infiernos con forma de cárcel, policía corrupta allá donde mires, homofobia, racismo, inmigración ilegal, abusos diarios, represión, dictadura para unos y democracia para otros, derechos machacados, explotación, pobreza… etc. este blog sería una dosis más de veneno. Un veneno del que, creo, ya vamos bien servidos. Un veneno del que ya estoy cansada, ya que casi siempre se emplea de forma destructiva y no constructiva. Un veneno que a lo único que invita es a pegarse un tiro. Y no creo que a ninguno os venga bien morir hoy...

No soporto que se confunda el poder con el pueblo y que la gente relacione dictadores despreciables, burgueses mediocres, ricos miserables y depredadores políticos con ciudadanos marroquís hace que me lleven los demonios. Ser marroquí en Marruecos no es nada fácil, es un país muy duro con su gente. Pero, de alguna forma, creo que también está en nuestras manos ayudar a cambiarlo y estar continuamente machacando al personal con la cara más fea de una nación no favorece nada.


Conozco demasiado bien los horribles contrastes del país, tanto que todavía no soy capaz de hablar de ellos. Pero, como se suele decir, a veces valgo más por lo que callo que por lo que digo. He compartido sus dolores más íntimos y soy tan libre que he sido capaz de sentir sus penas y percibir sus alegrías. Y sólo intento mostrarlas, de la mejor manera que puedo, para intentar que cada vez haya más autoevaluación y menos juicios hipócritas e indiscriminados contra un país y contra unas personas con las que, por suerte y por desgracia, tenemos demasiadas cosas en común. Y cada vez más. 

26 de abril de 2014

TU VIDA NO ES TUYA, TU VIDA ES UN REGALO



Creía que era dueño de mi vida y de las cosas de mi vida. Yo creía que mi vida era mía. ¡Qué ingenuo! Lo tenía todo pero no lo sabía. Ahora tengo ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica). Tengo 37 años y muy, muy pronto voy a morir. Yo creía que tenía respuestas para casi todo y sin embargo, en este momento, todas mis preguntas han cambiado. ¿Qué he hecho yo para merecer esto? ¿Qué hago ahora con mis sueños? ¿Por qué justo ahora? ¿Por qué a mí? ¿Por qué? No se por qué, pero eso ya da igual.

¿Por qué no dí siempre mi cien por cien? ¿Para qué o para cuándo guardé lo mejor de mí? ¿A qué estuve esperando? ¿Por qué me quedé callado aquel día cuando quería gritar? ¿Por qué me rendí tan pronto cuando aún me quedaban fuerzas? ¿Por qué pesó más hacer lo correcto que hacer lo que realmente sentía? ¿Por qué fue más importante dar una buena imagen que dar un buen abrazo? Estaba en la vida, sí. Pero con los ojos cerrados. Tanteándola a ciegas. Había olvidado qué era lo realmente importante para mí.

Soy un tipo normal y voy a morir. Eso es algo que ocurre a diario y no hay nada que pueda hacer para evitarlo. Pero no me quiero conformar. Quiero ser extraordinario y voy a ser extraordinario. Pero no por cómo muera, sino por cómo viva. Con esfuerzo, voluntad, ayuda y amor lo lograré. Y seguiré aprendiendo y disfrutando de los primeros rayos de luz cada mañana, de los juegos y las risas de mis hijos, de la cálida y suave compañía de mi mujer. del abrazo temeroso de mi madre, de las lágrimas en los ojos de mi padre, del sonriente hablar de mi hermana. Ahora sí, tengo los ojos abierto y recuperaré el significado de las palabras 'te quiero' entre mis amigos. Puedo ver que la vida no es algo que nos pertenezca. No se trata de vivirla como si se acabara el mundo, pero si hoy fuera el último día de mi vida... ¿estaría contento de cómo he vivido? Se acabó el sobrevivir. La vida es un regalo que debemos agradecer y sentir plenamente. Mi vida ya no es mía, pero ahora empiezo a vivir. 

23 de abril de 2014

LA PROFESIONALIDAD DE LA AGENCIA DE VIAJES 'FELICES VACACIONES'

Esta mañana me llegaba un email de una seguidora del blog mostrándome la página web de una agencia de viajes online llamada 'Felices Vacaciones'. En ella publicaban el artículo "Consejos para viajar a Marruecos" el día 12 de Marzo de 2014. Un artículo que se parecía tanto, tanto, al que escribí y publiqué yo el año pasado que eran los mismos consejos, enumerados en el mismo orden y empleando exactamente las mismas palabras. Sólo había algo diferente; habían recortado el número de líneas y habían modificado un consejo que, evidentemente, no les ha debido gustar tanto como mi lista de recomendaciones y, donde yo decía que a Marruecos recomiendo viajar sin guías ni agencias, ellos han creído oportuno matizar que sí, que hay que viajar con agencias. Y si es con la suya mejor, ¿no? ¡Jetillas!

Foto de Verónica Torres G.

Han hecho suyo un artículo sin permiso y, para más INRI, sin hacer referencia a la página de la que lo han plagiado. Por eso, después de dejar varios comentarios en la entrada he decidido mandarles un email, al que sé que nunca me contestarán, pidiéndoles que al menos pongan un enlace que lleve a la página original en la que fue publicado. No sólo no lo han hecho sino que las únicas dos reacciones han sido:

1) Lo han maquillado sutilmente, dejando las mismas ideas, las mismas frases, las mismas expresiones y los mismos consejos pero mezclados y desordenados para que sólo los más avispados sigan viendo que está literalmente calcado.

2) Han editado la fecha de publicación y donde esta mañana ponía 12 de Marzo de 2014 ahora pone 10 de Agosto de 2013, para que encima parezca que soy yo la inútil que va copiando artículos de agencias tan profesionales como esta. Como si no pudiera hacer yo también lo mismo y poner que publiqué la entrada incluso antes de haber nacido.


Y, visto el percal, yo me pregunto:

1. ¿Tan difícil es hacer las cosas como una persona normal? Es evidente que Internet es un mundo muy amplio en el que, sin maldad, a menudo se comparten y se publican cosas de las que no se conoce su procedencia. Puedo entender un despiste o un querer hacer tuyo algo que te ha gustado, pero siendo tan obvio lo que ha ocurrido... ¿por qué en vez de editar el artículo, poner frases nuevas en negrita y hacer un popurrí mal copiado, no se pega el link de la página de la que se ha cogido y aquí paz y después gloria? Es que no me entra en la cabeza. ¿Qué pierdes o qué ganas con semejante tontería? Si esta memez la hacen así, ¿cómo harán lo que conlleve manejar dinero?

2. Cuando en el artículo, con una entereza que quita el sentío, dicen que 'resuelven dudas comunes' y 'dan consejos antes de viajar a Marruecos' para después añadir 'cualquier inquietud no dudéis en consultarnos', si realmente alguien llegara a consultarles algo... ¿qué tienen pensado hacer? ¿Pasarles mi email?

Nunca he sido demasiado fan de las agencias de viajes - menos si son online - y viendo con qué profesionalidad se comportan algunas como la super-agencia 'Felices Vacaciones' permitidme que siga prefiriendo viajar sola antes que hacerlo con TRISTES y CUTRES de esta categoría.

22 de abril de 2014

¿ES PELIGROSO VIAJAR CHICAS SOLAS A MARRUECOS?

La eterna pregunta. La eterna amenaza de tus allegados y no allegados - que nunca han estado en Marruecos - antes de tu primer viaje. ¿Pero vais a ir solas? Estáis locas. Os va a pasar algo seguro. Mujeres solas rodeadas de moros, qué atrevimiento. Guau, guau, guau. Antes de nada convendría saber a qué se refiere la gente con que un país es peligroso. ¿Qué puede pasar? ¿Que te roben? ¿Que te secuestren? ¿Que te violen? ¿Que haya un atentado terrorista? ¿Y en qué país de nuestro querido primer mundo no te pueden pasar esas cosas? De hecho… párate un momento a reflexionar. ¿Cuántas personas conoces que hayan sufrido alguna de esas malas experiencias en tu propio país? ¿Y cuántas que las hayan sufrido en Marruecos? Acabáramos...

Marruecos es un país como cualquier otro y, para algunas cosas, bastante más seguro. Hasta ahora siempre que alguien me hacía la dichosa pregunta le contestaba con total seguridad que NO, que no es un país peligroso para viajar chicas solas, ni muchísimo menos. Aunque, a partir de ahora, creo que será más acertado decir que dependerá de lo tonta que te quieras poner… Y me explico.


Como ya he comentado alguna vez los marroquís son más animales que los occidentales, sin que eso necesariamente sea algo malo. Son más pasionales, menos racionales y tremendamente orgullosos. Primero actúan de corazón y, si surge, usando la razón. Pero nunca des nada por hecho. A menudo ocurre que la gente viaja a Marruecos con un miedo terrible, a todo y a todos, que se huele a kilómetros. Y si lo olemos los que no somos de allí, imaginad lo que apesta cuando lo percibe un marroquí.

Parece innegable que el sentido común es el menos común de los sentidos pero puedo prometer y prometo que con usarlo de vez en cuando la vida es muy sencilla. No sé porqué es tan difícil entender que la gente te tratará como tú la trates y que el problema está en ti y no en todos los demás. En España, por ejemplo, al turista se le trata bien independientemente de su actitud hacia nosotros. No parece afectarnos demasiado que acabe cada noche en coma etílico, que destroce todo lo que le venga en gana o que visite nuestro país como si, para él, visitara un país africano. Tercermundistas de esos. Siempre hay una sonrisa para el que viene de fuera con dinero.


Pero en Marruecos no. En Marruecos, aunque la gente es hipócrita para algunas cosas, para esta no lo es tanto como nosotros. Y si tu actitud hacia ellos y hacia lo suyo es de rechazo les da absolutamente igual quién seas y los billetes que lleves en el bolsillo. Antes de que puedas volver a mirarles por encima del hombro ya te han mandado a freír espárragos. 

Si vas a visitar el país vecino con cara de perro apaleao, mirando al suelo y andando rápido para huir de los hombres que te miran y que por consiguiente te quieren violar, sin hablar con nadie que te dirija la palabra porque eso significará que te quieren robar, sin acercarte a ningún barbudo con chilaba porque llevará explosivos pegados al culo, escondiéndote cada vez que escuches Allahu Akbar para evitar que te estalle la bomba esa que siempre estalla, sin comer ni beber nada absolutamente nada que te ofrezcan porque eso quiere decir que te van drogar para después pedir un rescate… Para eso, sinceramente, mejor no vayas. Porque nadie va a tener ni el más mínimo interés en hacerte cambiar de opinión. De hecho, es muy probable que quieran darte motivos para que, ya que tienes tan mala imagen de ellos y de su país, al menos la tengas con razón. 


Si vas con miedo a todo lo que te rodea no habrá sitio para más. Y es que, perdón por la comparación, pero cuanto más tensa estés más te va a doler. Es así de simple. Si no quieres ir más allá de las mentiras que te han vendido durante toda la vida al final terminarás viendo al mismísimo Bin Laden resucitado – suponiendo que haya muerto - hasta en la harira…

Así que si tienes cerebro y encima lo utilizas verás que Marruecos no es, por mucho que algunos se empeñen, un país peligroso para chicas solas. De hecho, la gente se vuelve aún más hospitalaria y servicial contigo, especialmente si se trata de una única chica. Que no vayas con compañía masculina hace también que se den situaciones con risas, vaciles, bromas y planes inesperados que de otra forma igual no se darían. Y no hablo – sólo – de turismo salvaje. ¡Que os conozco, bereberes lovers!

9 de abril de 2014

FUI TAN INCONSCIENTE QUE, SIN QUERER, DIJE LA VERDAD

Era una noche de invierno y estaba en Oxford, de fiesta en casa de unos españoles. Faltaban pocos días para que me marchara a vivir a Rabat. Algunos se enteraron en ese momento y me miraron con cara rara. ¿Que te vas a vivir a Marruecos? ¿Por qué? Fui tan inconsciente que, sin querer, les dije la verdad. Entre otras cosas, porque me encanta su cultura. Y, como era de esperar, saltaron todas las alarmas. ¿Que es lo que te gusta? ¿Que lapiden a las mujeres y que por ser chica no te dejen conducir un coche sin autorización de tu marido? Ahí, a bocajarro. Creo que sobra decir que esa persona no había estado en Marruecos en su vida...

Mientras unos siguen hablando en lapidaciones, terrorismo, ablaciones de clítoris, extremismo, vírgenes en el paraíso, suicidas, primos de Bin Laden, jinetes de camellos con toallas en la cabeza, yihadismo, mujeres con burka y barbudos con chalecos explosivos debajo de la chilaba... otros, los que conocemos un poquito el país, cuando hablamos de Marruecos hablamos de esto. De este minuto y 46 segundos. De la cultura de un pueblo. Del país que me cambió la vida. De los marroquís que me hacen ser quien soy. Del Marruecos que me obliga a escribir cada día en este blog, sin perder nunca la ilusión de que alguien me esté escuchando.

8 de abril de 2014

¡YA TENEMOS GANADORES!

¡YA TENEMOS A LOS GANADORES DEL SORTEO

La ganadora del libro 'Marruecos, amor y canela' de Verónica Rossato ha sido Mireia Rupe y la ganadora de la postal dedicada ha sido Fanny Bonnemaison ¡Enhorabuena, chicas! 

Y a los demás, no os preocupéis. Si os portáis bien, pronto volveré con nuevos sorteos. ¡Inchallah!

7 de abril de 2014

SALVADOS DESDE EL OTRO LADO DE LA VALLA

Si hay una razón para seguir viendo la televisión en España, esa es sin duda, la emisión del programa ‘Salvados’ de La Sexta. Hace unas semanas nos sorprendió con un experimento sobre el 23-F que a más de uno nos pareció sencillamente brillante. Una prueba clara de lo fácil que es moldear mentes, inculcar ideas y verdades absolutas y que la gente se las trague sin hacer la más mínima pregunta.

Hasta momento creía que había sido el mejor programa que se había emitido en los últimos años, pero ‘El otro lado de la valla’, contando de forma completamente transparente la escandalosa realidad que rodea al monte Gurugú y a la valla que separa a Europa de África, es la hora de televisión más coherente que he visto en mi vida en un canal comercial en España. Ponerle rostro y voz a un problema tan horrible era necesario y, como suele ser habitual, el programa revolucionó las redes sociales. Parece que despertó más de una conciencia, pero espero que no se quede en una noche de retweets y consiga que más de uno se dé cuenta de que estamos del mismo lado que los miles de subsaharianos que han entrado y entrarán en nuestro país, aunque nos quieran hacer ver lo contrario. Que cuando delante de vosotros se vuelva a hacer un comentario salido de tono lo cortéis por lo sano. Que cuando os crucéis con esta gente no dejéis que los años que habéis vivido infectados por la televisión sean más fuertes que vuestra capacidad para ser personas y para comportaros como tal.


Actualmente sólo el 5% de inmigrantes irregulares entra en España por Ceuta y Melilla. Pero toda la atención se centra en ellos. ¿Casualidad? No lo creo. Los medios de comunicación no dejan de repetir términos como invasión, avalancha y asalto a la valla… En 2005 llegaron a España más de 40.000 africanos y en 2013 apenas hubo 3.600 entradas. ¿Por qué ahora se le llama invasión y hace casi 10 años era sólo una noticia más? Supongo que habrá un interés especial en seguir criminalizando al negro y hacerle creer al blanco que todos sus problemas derivan de que los subsaharianos emigren a Europa y no de los abusos de poder sistemáticos y la corrupción como forma de vida de los dirigentes a los que votan. Es ABSOLUTAMENTE I.N.C.R.E.Í.B.L.E cómo se indigna el personal al ver a alguien que, rodeado de mierda, lucha por sobrevivir - que no vivir -  y lo poquito que se indignan al ver cómo gente podrida de pasta y de poder, a la que hemos elegido, nos quita nuestro dinero y nuestros derechos para seguir bañándose en billetes. Pero eso a la gente se la pela por completo. O eso o nos hemos vuelto locos, una de dos. 

¿De verdad nadie se ha parado a pensar que si realmente se quisiera evitar que estas personas llegaran a Europa ya se habría construido, qué sé yo, un muro de hormigón de varios metros de altura? No sería la primera vez… Nadie duda de la capacidad física de estos hombres pero tampoco tienen superpoderes, aunque a veces lo parezca. Ha quedado más que demostrado que ni las vallas, ni las cuchillas, ni las nuevas mallas antitrepa evitan que sigan pasando, algunos hasta con tobillos, muñecas y tibias rotas. Entonces… ¿por qué no se buscan otras alternativas? A ver si va a ser que, de alguna forma, interesa seguir utilizando a esta gente para no dejar de tener titulares alarmistas y portadas que rellenar que permitan seguir sembrando el odio, el racismo y el miedo.


Como bien dice Sergi Cámara, Marruecos hace de portero de discoteca con España y no hace falta ser demasiado lumbreras para darse cuenta de que si en su momento llegaban desde las costas marroquís cientos de embarcaciones de madera con decenas de inmigrantes a bordo - utilizados como moneda de cambio -  era por que interesaba que así fuera y no porque todos los guardias, con furgones, perros, teléfonos, cámaras y radares, fueran ciegos. Y a día de hoy, si realmente se quisiera, se limpiaría el monte Gurugú en una tarde. Pero, oh sorpresa, eso no ocurre. ¿Por qué? Tú mismo...

“La solución no está en la Guardia Civil”. Es evidente que culpabilizar al último eslabón de la cadena es muy injusto, pero si no son parte de la solución… al menos que tampoco sean parte del problema. Ver a la policía marroquí golpeando a inmigrantes colgados de la valla, mientras la sacuden para agilizar la limpieza, y a la policía española impidiendo que se grabe lo que está ocurriendo es una prueba más que demuestra lo bien que se coopera cuando interesa y la no-transparencia que hay en Ceuta y Melilla.


"¿Y qué come esta gente durante los meses que viven en el monte Gurugú?" - dicho con toda la mala leche del mundo. Hasta ahora la versión más extendida era 'pues de lo que roban'. Es innegable que su llegada genera problemas en la zona de Marruecos en la que se encuentran y que su presencia ha hecho que el racismo aumente. De vez en cuando se producen robos en pueblos y ciudades cercanas pero, llamadme inocente, yo creo en el ser humano y dudo mucho que alguien robe comida - u otro objeto que pueda ayudarle a pagar esa comida - por gusto y para joder al vecino. No digo que esté bien, digo que no se le puede decir a un hambriento lo que debe hacer a no se que se esté dispuesto a alimentarle. Viendo los comentarios de algunos supongo que soy la única miserable que robaría comida antes que morirme de hambre. Aún así, a pesar del rechazo que pueden sufrir entres los magrebíes, como bien reconoce uno de los jóvenes subsaharianos en el vídeo, aparte de lo que encuentran en la basura y en el bosque/campo, es la gente de Marruecos - a menudo en las propias mezquitas - la que les proporciona comida y agua. 

"No sabía que había que cruzar una valla para atravesar la frontera." Para mí, una de las caras más tristes de toda esta situación. Sus compatriotas han pasado exactamente por lo que viven ellos pero 'lo que vivimos aquí no se lo decimos a nadie. Es un secreto entre nosotros'. El dolor, la frustración, el orgullo y el engaño que sufren al toparse con la realidad hace que muera con ellos una vivencia que haría que muchos de sus amigos y familiares se replantearan el viaje. 


"No somos monstruos, somos personas como los españoles." Y nunca dejará de llamarme la atención que seamos nosotros los que tenemos miedo y no ellos. Son seres humanos, con una familia que llora por su situación y con sueños basados en lo que han vivido, que buscan un futuro digno huyendo de un país colonizado y explotado. La riqueza del Norte empobrece al Sur y lo que aquí consumimos es lo que financia esa explotación y les lleva a saltar una valla que también financiamos. Si bien es prácticamente imposible dejar de consumir, en el peor sentido de la palabra, viviendo donde vivimos, al menos que nunca nos falte la decencia, la dignidad y la humanidad para no tratar como animales a personas que viven como viven para que nosotros vivamos como vivimos. 

"En el desierto del Sáhara se nos acabó el agua y la buscábamos allí donde iban los camellos a beber". "Mi hermano pequeño estaba entre la multitud y fue arrollado por el coche de policía que aceleró para aplastar a la gente." Si alguien, aunque sólo fuera por un momento, se pusiera en el lugar de esta persona no habría tantos millones de ignorantes soltando barbaridades por la boca.



Pero si me tengo que quedar con un momento de todo el programa sería ese en el que algunos de los inmigrantes del CETI (Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes) escuchan a sus compañeros gritar desde lo alto de la valla 'Bosa, Bosa' (Victoria, Victoria) y llegan corriendo hasta donde se encuentran. Una de ellos es Mirelle, la joven camerunesa de 15 años que se ha convertido en la primera mujer en saltar la valla. Si todavía estás vivo anoche se te debieron poner los pelos de punta al ver el sufrimiento y la alegría en estado puro. Sus lágrimas y sus cánticos nos recuerdan que, si aún queda algo de humanidad, los chicos del monte Gurugú no deberían ser los únicos con problemas para conciliar el sueño...

6 de abril de 2014

OBJETOS CURIOSOS QUE SE ENCUENTRA UNO EN MARRUECOS

No importa las veces que lo hayas visitado; Marruecos nunca deja de sorprenderte. Son miles las situaciones que siempre captan tu atención: chavales enganchados en la parte de atrás de autobuses y trenes para viajar gratis, mecánicos que ríete tú de los de la Fórmula 1 y electricistas rodeados de cables arreglando instalaciones imposibles, apaños en tiendas, bares, hostales, etc. que ayudan a salir del paso con un ingenio que te dejan loco... Situaciones y también objetos curiosos que, bien porque no los has visto nunca o bien porque los tenías ya olvidados, consiguen arrancarte una sonrisa.

- ¿Quién no ha tenido uno de estos juegos de agua? Los que no hemos crecido rodeados de millones de aparatos tecnológicos sentimos cierta nostalgia al recordar viejas glorias de nuestra infancia que lograban sacarnos de quicio. Horas y horas jugando con aquella simple maquinita que, por arte de magia, hacía revolotear por el agua pequeños aros de colores. ¡Y ese ruidito que hacía el agua al pulsar los botones! Como diría uno que yo me sé... ¡Qué flipe, nen!


- Mientras en Occidente las mujeres crecemos con un referente que lo carga el diablo, en algunos países las niñas crecen con un referente parecido pero más religioso. Unos apuestan por vender ‘belleza’ y otros ‘pureza’. La realidad es que si nuestra Barbie fuera una mujer real, mediría 1.80 m, pesaría menos de 55 kg y sus medidas serían 96-45-84. Y si la Barbie árabe fuera un ejemplo a imitar, la inmensa mayoría de las mujeres en Marruecos estaría actuando mal por no vestir como la muñeca. Pero como ni tenemos esas medidas ni las musulmanas son peores musulmanas por no vestir como Jamila, estos juguetes infantiles, en mi opinión, no hacen ningún bien a nadie.


- Cancionero infantil que logra sacar el lado más entrañable de cualquiera. Títulos de canciones que somos incapaces de leer sin cantarlos. Al pasar la barca me dijo el barquero: “Las niñas bonitas no pagan dinero.” Yo no soy bonita ni lo quiero ser. Yo pago dinero como otra mujer… Sin palabras.


- Morenitas, muchachitas… UPA Dance traspasó fronteras y hasta fue traducido al francés. Lola, Pedro, la hermana de la Pene, Jero, Tito Rober… Con los años, gracias a Dios, nos hemos dado cuenta de que lo único bueno que salió de aquella serie fue el descubrimiento del bombón cubano Yotuel Romero. A ese sí que le cantaríais una y mil veces aquello de Sámbame con todo tu cuerpo, túmbame de pies y manos, sáltame y comienzame a provocar sin miedo... ¿eh, pajarracas?


- En la viña del Señor hay gente pa’ tó y si quieres inculcar a los niños una serie de tradiciones y costumbres ¿qué mejor manera de hacerlo que utilizando juegos educativos e inofensivos para ir calando poco a poco en el crío y venderle lo que está bien y lo que está mal? "Cuanto antes se lo enseñemos, menos nos costará hacérselo entender" parece ser el lema de muchos, tanto a un lado como al otro.



¿Tienes alguna foto de otros objetos curiosos que hayas encontrado en Marruecos o en otros países árabes? ¡Ponte en contacto conmigo y compártela con nosotros!