19 de octubre de 2013

REGALO MI IPHONE AL PRIMERO QUE ME LO PIDA

Y ahora que ya he conseguido captar toda tu atención de una forma tan sencilla quiero preguntarte algo. ¿Por qué eres así? ¿Por qué cuando publicamos gansadas reciben la aprobación de tantísimas personas y cuando intentamos dar a conocer algo serio a la gente le da igual?  ¿Por qué ese título te interesa tanto y la noticia en Lampedusa de hace unos días, por ejemplo, por un oído te entra y por otro te sale? Crecemos acostumbrados a ver ciertas imágenes ante las que ya somos completamente insensibles. Pero después de tantas y tantas historias similares, ¿alguna vez te has parado realmente a pensar por qué una persona viene a tu país en una patera y no en un avión? La respuesta no es tan evidente como parece, te lo aseguro.

Vale, Carlota. ¿Pero y lo del regalo qué? Antes de nada, no tengo ningún Iphone. Ni creo que lo vaya a tener nunca porque no lo necesito para nada. La fama os precede y  la estadística no falla; esta entrada tendrá muchísimas más visitas que cualquiera de las anteriores publicadas. Y creo que ya va siendo hora de empezar a preocuparse...


¿Por qué no nos relajamos todos un poquito? ¿Por qué no dejamos el postureo de lado de una santa vez? Que para no gustaros Gran Hermano, lo disimuláis bastante bien ¿eh? Es maravilloso utilizar las redes sociales para las mil y una aplicaciones que tienen, pero eso de retransmitir minuto a minuto lo ideal que es vuestra vida lo único que demuestra es que no lo es tanto. Si realmente lo fuera no tendríais esa necesidad de alardear de nada.

Nos alegramos todos, no sabes cuánto, de que vivas en París, en Londres o en Berlín, pero pasarse el día intentando que los demás vean lo estupendo que es todo debe ser agotador. Los que lo hemos vivido sabemos que marcharse a Europa es duro, que son muchas las noches que te acuestas llorando sin saber bien porqué, que te planteas si realmente merece la pena, que a menudo tienes que tragar con que te traten como a un gitano (con todo mi respeto a los gitanos) y así no es nada fácil ser uno mismo. Es genial la foto en la playa de Brighton con un solazo de flipar, pero sabes bien que no resume tu vida allí ni de lejos. Así que empieza a vivir un poquito más para ti, no para lo que piensen los demás.

¿Por qué hablas de esa forma de lo que no sabes y criticas tanto lo que no conoces? Si no tienes información, no tienes opinión. Al menos no una con sentido. Escucha siempre antes de hablar y no hables si no quieres mejorar. Abre la mente y verás que todo es más sencillo de lo que parece. ¿Alguna vez has criticado algo pero has hecho lo que sea para cambiarlo? ¿Te has dado ya cuenta de que tu realidad no es la realidad del mundo? ¿O no has tenido tiempo entre foto y foto?


¿Por qué somos tan hipócritas? Si nos marchamos al extranjero es porque queremos buscarnos la vida, pero si un africano, rumano o sudamericano viene a España nos quiere quitar el trabajo. ¿Por qué cada día alimentamos esa falsa felicidad basada en tener, tener y tener? ¿Cuántas cosas de las que a diario te rodean no las usas desde hace meses? Hace tiempo alguien me propuso algo. Durante un par semanas marca de alguna forma las cosas que utilizas y te darás cuenta de la cantidad de objetos que posees pero que nunca echarías en falta si desaparecieran. Sencillamente porque no te sirven de nada. Prueba a hacerlo y, si te interesa, te cuento la segunda fase del experimento.

¿Por qué no escuchas más a tus mayores en vez de a las múltiples tonterías que de forma anónima se sueltan en Facebook, Twitter y similares? Es probable que te cuenten que con 12 años tuvieron que dejar el colegio para trabajar, que perdieron a algún amigo en la guerra o que algún hermano suyo murió porque no tenían para comer todos. Pero tú sigue ahí, quejándote de vicio y defendiendo sandeces para que te retwiteen ochenta y la madre. Si conseguir eso realmente te hace sentir mejor yo empezaría a replantearme muchas cosas, la verdad. Para el carro ya, relájate y piensa en qué te hace feliz.


¿Qué has hecho hoy para mejorar algo de tu vida? ¿Qué te hace ilusión? Espera... ¿Hay algo que te haga ilusión? ¿Te compensa pasarlo mal por ese problema que tienes? ¿Qué te aporta la gente con la que te relacionas a diario? ¿Con tus colegas hablas de lo que te apasiona o de lo que todo el mundo habla? ¿Qué viajes has hecho últimamente? ¿Por qué has ido a ese lugar? ¿Cuánto has ahorrado? ¿Estás ahorrando ahora? ¿Para qué? Dios no lo quiera, y perdón por la católica expresión, pero si mañana te pasara algo grave, ¿pensarías que mereció la pena vivir como estás viviendo?

Si cada día repites que tu vida es una mierda pero no haces nada para que cambie, seguirá siendo una mierda. Una mierda más grande aún si cabe que la de ayer. Y seguirá siéndolo hasta que un día te des cuenta de que sólo vas a vivir una vez. Son muchos los que, por desgracia, empiezan a valorar la vida justo cuando ya no pueden disfrutar de ella. Así que, aunque sólo sea por una vez, no hagas como hacen ellos y date cuenta ya. Despierta, pero sobre todo levanta. Que aún estás a tiempo.

26 comentarios:

  1. Tiene su gracia, y un puntillo de pasión, pero en el fondo es un texto muy poco reflexivo.
    Está lleno de contradicciones y de un profundo desconocimiento. Además es tramposo. No creo que se consiga nada llenando un blog de preguntas retóricas, ni haciendo de una generalización en unas ocasiones y de la anécdota en otras, una norma (ya lo dijo Schopenhauer hace mucho).
    Todo este folleto que más parece una de esas cadenas de mail coñazo, es fácilmente rebatible, eso si, requiere de un mediano conocimiento de los asuntos. La gracia está en hacerse preguntas (claro), pero el mérito está en contestarlas o al menos intentarlo, con el mayor rigor posible. Te animo a profundizar un poco más en cada cuestión y no tratar de dar lecciones sobre cosas que desconoces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y cuáles se supone que son esas contradiciones y esas cosas de las que hablo y no tengo ni idea? Me interesa saberlo.

      Obviamente con un blog no voy a cambiar el mundo y mi intención no es en ningún momento dar respuesta a preguntas que muchos aún ni se han planteado. No trato de dar lecciones a nadie, sencillamente porque me parece inútil hacerlo con palabras. Sólo busco que la gente que lo lea reflexione un poco y opine lo que cada uno crea más conveniente. Yo tengo mi respuesta clara para esas preguntas que me hago y cuando quieras profundizo y, desde mi más profundo desconocimiento, te las explico. Para eso estamos, anónimo.

      PD_ menos mal que este folleto es rebatible, si no... mal vamos.

      Eliminar
    2. Hombre, es un texto que nos invita a pensar y esto es de agradecer. Yo no veo que este lleno de contradicciones pero sí que tiene contradicción. Si lo escribes es para que te lean y quieras que no te enganchas en cierta medida a este protagonismo que precisamente criticas.
      Creo haber entendido que exponer mi vida o mis opiniones en las redes sociales no me va a aportar nada y es justamente lo que estoy haciendo ahora mismo, esta es mi contradicción, lo reconozco.

      Eliminar
    3. Anónimo: ¡Qué perezaaa me das! ¡Profundiza tú pseudoschopenhauer!

      Eliminar
    4. Anónimo??? Le encanta refutar pero no dar su nombre completo, empieza primero por poner tu nombre. Anónimo sinónimo de tirar la piedra y esconder la mano.

      Eliminar
  2. Lei tu entrada de "sal con una chica que viaja" y me puse a cotillear el blog. Solo queria que supieras que si es verdad que esta entrada tiene más visitas de la media, mi visita no era por querer el iphone, sino porque pensaba que detrás se escondía algun tipo de movimiento reivindicativo o por el estilo, del palo que alguien decide cambiar su vida y empieza a regalar esas tonterías que tan poco necesita. No iban por ahí los tiros, pero me gustó leerlo :)

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón Carlota, todos deberíamos ser más conscientes de que nos rodeamos de cosas que realmente no necesitamos, pero por desgracia vivimos en un país en el que al pueblo le importa todo una mierda y que solo se preocupan por si mismos. Se que si todos reflexionáramos sobre todo lo que as escrito, no solo conseguiríamos mejorar nuestras vidas sino que ademas podríamos hacer que el mundo fuera un lugar mejor en el que vivir (pero claro algo como eso no es mas que una utopía). Gracias por haberme abierto un poco más los ojos y si necesitas algo no tienes mas que decírmelo. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Vaya, he llegado a este blog buscando experiencias sobre el nuevo iPhone y me he encontrado tu historia. No me considero una persona consumista pero aun asi me siento señalado. Una experiencia como la tuya marca mucho, pero lo duro es mantener esa actitud en el tiempo cuando todos o casi todos los que te rodean llevan otro ritmo de vida, ignorantes de como viven otras personas.

    Gracias por tu texto y enhorabuena por tu forma de escribir. Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  5. No lo he visto hasta ahora.
    Me parece simplemente fantástico.
    Me has capturado completamente - el iPhone llamó la atención, pero ha sido tu humildad que me ha capturado.
    Gracias.
    Y gracias a @bedkhil por el tweet

    ResponderEliminar
  6. qué grande eres! te sigo desde ya :)

    http://dianamiaus.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Menos mal que solamente vivimos una vez porque este mundo, por mucho que se intente, va a ir cada vez a peor. Seria una gran desgracia vivir una y otra vez en un mundo cada vez mas corrupto y desilusionante

    ResponderEliminar
  8. Genial, a ver si pensamos un poco más.

    ResponderEliminar
  9. Madre mía, qué lucidez !

    ResponderEliminar
  10. Sensatez absoluta en todo lo que el texto se desarrolla.

    ResponderEliminar
  11. Impresionante. Eres una joya.

    ResponderEliminar
  12. Muy crack la Carlota! Faysal

    ResponderEliminar
  13. Pues yo soy de las que comparte en las redes sociales y en mi blog lo que hago, porque esas cosas son cosas que dan sentido a mi vida y que responden a muchas de las preguntas que haces al final. Sí, cada día hago algo que me aporta valor, y no hablo de lo que está relacionado con el trabajo que hace que el dinero entre a final de mes en mi casa; hablo de las cosas que me apasionan, y de cosas que estoy luchando por que, dentro de poco, se conviertan en mi medio de vida.

    Por poco que puedo ayudo a los demás, aunque sea arrancándoles una tímida sonrisa. Lo hago por los demás, y lo hago por mí, porque me satisface ver feliz a la gente que me rodea. Les da energía. Y esa energía que doy también la recibo. Es karmático.

    Y no he viajado mucho últimamente, pero me siento en el sofá con mis hijas de 5 y 7 años y nos montamos unos viajes imaginarios de alucine, y nos reímos, y nos divertimos y terminamos haciéndonos cosquillas y ya no necesito nada más. Y escucho a mi madre, porque me he reencontrado con ella. A sus 74 años y con su principio de Parkinson, estoy más unida a ella que nunca: desayunamos juntas una vez por semana y vamos a yoga otra tarde más. Y nos abrazamos y nos decimos cuánto nos queremos.

    ¿Ahorrar? El sueldo no da para tanto, y las obligaciones de pago tampoco. Pero si mañana me muero sé que dejo muchas cosas bonitas y mucha felicidad detrás.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. "¿Por qué eres así? ¿Por qué cuando publicamos gansadas reciben la aprobación de tantísimas personas?..."

    Pues muy sencillo, por si el que publica la gansada lo dice en serio y necesita de ayuda psicológica gratuita, yo también me dedico ayudar... Te sorprenderías saber lo que se regala por internet, solo tienes que poner en la barra de google "regalo por"%gratis# (A que apetece introducirlo, pues no lo hagas o pertenecerás al grupo de personas que se les catalogan como "desinteresados"). Tu post traduce unos valores y sentimientos muy humanos y envidiables, pero lo desmejoras después al leer que te anuncias con una mentira que conviertes en sensacionalista para atraer la atención de la agente que no consigues de otra forma.

    Si conoces la marca Iphone es porque has tenido la oportunidad de curiosear, escuchar o investigar de otros, sin dejarte de importar el mundo. Eso precisamente es lo que hacíamos algunos de los que nos metimos en tu enlace, con la salvedad de que seguimos creyendo que hay gente generosa de todo tipo y cabía la posibilidad... sniff adiós ilusión, me has apagado una de las velitas que ilumina mi corasón. Ánimo sigue así, cuantos mas piensen como lo que dices (No en el título), el mundo será mejor... Un beso,

    ResponderEliminar