14 de mayo de 2016

GRAFFITIS EN TEHERÁN

"El 22 de octubre de 1979 el Sha de Irán, Mohammad Reza Pahlevi, viajó a Nueva York para ser sometido a un tratamiento contra el cáncer. El 1 de noviembre, el nuevo líder de Irán, el clérigo islamista chiíta, el ayatolá R. Jomeini, encabezó una revolución islamista que buscaba un nuevo gobierno, argumentando que el Sha era un títere de los intereses de Estados Unidos y que debía ser depuesto para imponer un nuevo gobierno, una república de carácter teocrático.

El 4 de noviembre la embajada estadounidense de Irán fue rodeada por un grupo de alrededor de 500 estudiantes iraníes seguidores de la revolución islamista. Cincuenta y dos estadounidenses fueron tomados como rehenes durante 444 días, mientras que seis diplomáticos lograron escapar de la embajada durante la toma, los cuales fueron refugiados por el embajador canadiense y su esposa en su residencia hasta su rescate. El Presidente Carter llamó a las víctimas del secuestro "víctimas del terrorismo y la anarquía" y añadió que Estados Unidos no iba a ceder al chantaje.

A menudo, el movimiento islamista mostraba a los rehenes con los ojos vendados a la población local y a las cámaras de televisión. Los rebeldes islamistas dijeron que los ciudadanos cautivos serían liberados únicamente a cambio de la extradición del Sha a Irán para ser juzgado por "crímenes contra el pueblo iraní" en consonancia con las palabras del líder islamista, el ayatolá Jomeini, con una retórica fuertemente antiestadounidense, denominando repetidas veces al gobierno estadounidense como 'el Gran Satán' y 'el enemigo del Islam'."

Y aunque el pueblo iraní no parece tener nada en contra de los americanos, lo cierto es que actualmente, en los muros de aquella embajada de Estados Unidos en Teherán (Irán) asaltada hace casi 40 años, lucen estos graffitis en contra de América e Israel.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada