1 de diciembre de 2012

HASTA LAS ÚLTIMAS CONSECUENCIAS

'Ibrahim Qashush dirigía las manifestaciones en Hama (Siria). Con esta canción consiguió reunir a más de medio millón de personas. Pero al régimen no le bastó acabar con su vida, sino que también le arrancó, literalmente, la garganta como castigo por haber cantado en contra de la dictadura de Alassad. El régimen sirio ha conseguido callar su voz, pero no la de los millones de sirios y no sirios que la siguen cantando hasta la saciedad...'

1 comentario: