25 de marzo de 2012

¡AL RICO TÉ MORUNO!

Nadie que haya estado en Marruecos opina lo contrario. El té moruno a la hierbabuena es, sin duda, uno de los mayores placeres de los que disfrutar por allí. Se toma a todas horas, en cualquier época del año, a cualquier temperatura, en cualquier lugar, con cualquier compañía... Té, té y más té.




Hay tantas formas de prepararlo como os podáis imaginar, pero una de mis preferidas es, sin duda, ésta.

Preparación:

Echamos la cantidad de agua que se desee en una cazuela y la ponemos a calentar hasta que empiece a hervir. Mientras tanto, en la tetera con la que se servirá el té, ponemos en primer lugar el té y posteriormente el azúcar (no hay que venirse arriba con la cantidad, que luego ya habrá tiempo de añadir más). Echamos el agua hirviendo dentro y la colocamos encima del fuego unos 3-5 minutos.

Posteriormente añadimos la hierbabuena bien lavada, lo dejamos reposar unos minutos y ya está listo para servir! Si queremos que el té sepa mejor aún es conveniente servirlo en vasos que también contengan hierbabuena.


El té supongo que lo venderán en millones de sitios, pero yo recomiendo comprarlo en cualquier tienda de alimentación Halal de árabes/musulmanes (que no pasa nada por entrar, tranquilos). Es baratísimo para la cantidad de tés que puedes hacer y normalmente viene en cajas negras similares a esta.


Es muy común ver cómo los marroquís llenan los vasos, los vacían de nuevo en la tetera y vuelven a llenar los vasos en repetidas ocasiones, bien sea para enfriarlo o para que se mezcle bien todo el azúcar.

A la hora de servirlo, lo ideal es hacerlo con espuma arriba. De ahí que sea muy habitual hacerlo con la mano cuanto más alta mejor. Pero ¡con cuidado! Que si no, como bien diría el pequeño Emmanuel, 'Oh, oh...'



¡Disfruten!

2 comentarios:

  1. siempre he pensado que echaban el primer vaso de vuelta a la tetera porque había agua sin mezclar del todo que se quedaba en el pitorro de la tetera. Además hay un dicho marroquí que dice el primer vaso es amargo como la vida, el segundo fuerte como el amor y ya el tercero dulce como la muerte.

    ResponderEliminar
  2. Acabo de encontrar tu blog y me ha traído tantos recuerdos de Marruecos que creo que me quedo para siempre! Adoro el te que hacen alli, y me encanta ese país. Me quedo a leerte... un besazo

    ResponderEliminar