19 de abril de 2016

ESTANCIAS SOLIDARIAS EN MARRUECOS CON AMAL TAZNAQT

Si estás pensando en viajar este verano al Magreb para trabajar como voluntari@, puede que la Asociación Amal Taznaqt sea tu opción. ¡Ellos mismos te cuentan a qué se dedican en este pueblo cercano a la ciudad de Errachidia, situada al sudeste de Marruecos!


¿Quiénes somos?

El nombre Amal es una palabra árabe que significa esperanza. Entendemos que la esperanza es el motor que guía a la ilusión como motor para todo, para las pequeñas y grandes acciones que cambian los destinos. La esperanza que nos permite caminar y seguir avanzando en la mejora y el desarrollo humano y personal. Esta palabra pretendía ser una metáfora de los objetivos que se pretenden en las estancias solidarias que realizamos en Semana Santa y Verano porque creemos que “los niños son la esperanza de nuestro futuro”, y con actividades educativas, lúdicas y culturales contribuiremos a su desarrollo personal y humano, y a que su futuro y el nuestro sea un poco mejor.

Pero la labor de Amal Taznaqt surge además como intercambio, con la idea de un intercambio intercultural donde el compartir sea mutuo, y donde podamos aportarnos una visión de ambas culturas con un carácter más profundo. En este punto podemos entendernos y conocernos de tal manera que se establezcan espacios de aprendizaje colaborativo.


¿En qué consisten y cuáles son los objetivos de las estancias solidarias?

Las estancias solidarias que ofrece la Asociación Amal Taznaqt tienen varios objetivos entre sus prioridades, pero uno es el que subyace en todo el trabajo que realizamos, y es el fomentar los lazos interculturales para establecer una mayor y mejor comprensión de la cultura marroquí. Para valorar y establecer lazos de unión entre las comunidades, el primer paso es el conocimiento.

Durante las estancias solidarias los voluntarios viven en una casa de la asociación donde comparten las tareas y preparan las actividades que se van a desarrollar en la escuela. Actividades de idiomas, culturales, lúdicas que permiten el desarrollo social y educativo de los niños. En estas estancias que constan de períodos de quince días se realizan actividades principalmente en la escuela del pueblo, pero también se entra en contacto con asociaciones de mujeres, o bien, otros espacios donde dinamizar la actividad del pueblo. Además, existen actividades organizadas para los voluntarios que establecen nexos de unión con los habitantes del pueblo, conociendo el pueblo, realizando actividades deportivas, así como excursiones a espacios donde poder conocer la cultura marroquí en profundidad.


Algunos de los objetivos específicos que se desarrollan con los proyectos realizados en la Asociación Amal Taznaqt son los siguientes:

• Promover proyectos y actividades de ámbito social, cultural y educativo para enriquecer el desarrollo de la población, especialmente de los niños.
• Favorecer y promover intercambios culturales entre los voluntarios, coordinadores y la población, desde el respeto y el aprendizaje, para conocer la cultura y tradiciones, y desarrollar compromisos personales en actividades colaborativas.
• Elaborar proyectos culturales y sociales en colaboración con otros organismos y asociaciones para la ayuda y mejora de la población.
• Elaborar proyectos educativos y actividades lucrativas-culturales para la mejora del desarrollo de los niños.
• Intermediar en la convivencia entre los voluntarios y los habitantes del pueblo, así como del país en cuanto nos sea posible, para dar a conocer las tradiciones y cultura de Marruecos desde una perspectiva de respecto, seguridad y aprendizaje.
• Desarrollar compromisos personales y sociales mediante la realización de actividades en grupo entre niños y adultos o entre adultos de diferentes procedencias con pensamientos muy dispares para lograr una superación personal por parte de todos los individuos.


¿Cuáles son los proyectos que realizamos?

La mayor parte de los proyectos de verano se realizan en la escuela del pueblo. Allí se realizan actividades con los niños, que consisten en la enseñanza de idiomas y en actividades y juegos. Otras actividades que suelen tener mucho éxito entre los niños son las actividades deportivas, con la programación de partidos de fútbol entre voluntarios y habitantes del pueblo.

Presentamos algunos de los ejemplos de las actividades que realizamos:

Actividades y juegos:
Los niños de Marruecos no suelen tener muchos juguetes para entretenerse, la mayoría salen a la calle para jugar con otros niños porque tampoco tienen espacios adecuados para pasar el rato. Desde la asociación ofrecemos la posibilidad de crear actividades y juegos, tanto en interior como en exterior, para que los niños también puedan disfrutar de las vacaciones. Se realizan juegos y actividades lúdicas donde los niños aprendan juegos nuevos.

Enseñanza de idiomas:
En Marruecos, la lengua oficial es el árabe y la primera lengua extranjera es el francés, idioma muy utilizado en el ámbito profesional, aunque la mayoría de los niños tienen un pobre conocimiento de esta lengua, especialmente en cuanto a la ortografía y gramática. Es por ello que desde la asociación ofrecemos cursos de francés para poder mejorar su nivel de conocimiento y darles la  oportunidad de continuar sus estudios o de acceder a más puestos de trabajo. Además, también ofrecemos clases de estos dos idiomas para los niños, ya que pensamos que son lenguas muy importantes internacionalmente y que les puede ayudar mucho a ampliar su conocimiento, poder relacionarse con gente de otros países y optar a un mejor posicionamiento profesional en el futuro.


Pintura de escuelas;
Otra actividad es la pintura de las escuelas para, por una parte, realizar una mejora en las instalaciones y para animar las escuelas con motivos infantiles que ofrezcan un entorno adecuado para el aprendizaje. En otras ocasiones se han realizado murales en espacios sanitarios como el hospital de la ciudad.
Otras de las actividades que se realizan de acuerdo al mutuo conocimiento y siguiendo un concepto de turismo responsable, a partir del cual conocer una cultura desde el respeto y la participación en sus actividades, son las excursiones y visitas a diferentes espacios públicos del pueblo y la ciudad de Errachidia, como por ejemplo: Visita al hospital Moulay Ali Charif, visita a la Asociación de las mujeres, excursiones a la Fuente Azul de Meski y al desierto de Merzouga.

¿Qué tipo de voluntarios buscamos?

Desde la Asociación Amal Taznaqt buscamos gente con ilusión, con ganas de enseñar y sobre todo de aprender. Personas altruistas, comprometidas, dinámicas, que quieran compartir sus sonrisas y ofrecer a los niños todo lo que saben para aportarles su cariño y atención. El interés y la intención que se busca con la gente que participa de los proyectos de la asociación es simplemente que disfruten en cada pequeña acción, y que entiendan que justo ahí es donde se encuentra el gran cambio, en aportar su granito de arena en hacer sonreír a un niño.

También necesitamos gente capaz de aprender de todo lo que le rodea, de comprender que en la diversidad de los pueblos es donde se encuentra la riqueza y en el trabajo colaborativo y la ayuda de los demás es donde está la esencia del ser humano. Que uno no puede solo, pero ahí están los demás para ayudarlo a conseguir cualquier meta.


¿Qué cuentan algunos voluntarios de nosotros?

En realidad esta es la parte que más nos interesa del trabajo que realizamos en Taznaqt, ¿cuáles son las experiencias que la gente se lleva al volver de nuevo a sus vidas? ¿qué imagen se llevan de Marruecos y su gente? Para ello es mejor poner voz a algunas de las personas que han sido parte de Amal Taznaqt.

“Compartí mi experiencia en Taznaqt con otros voluntarios a los que no conocía y que ahora son parte de mi nueva familia. Convivimos durante más de una semana en una casa donde realizamos todo tipo de trabajos colaborativos, preparando las actividades con los niños, en la escuela, con la asociación de mujeres, y sobre todo compartiendo con  los coordinadores de la asociación su trabajo allí. Ellos me transmitieron todo lo que aquí os cuento, y sobre todo de ellos me sorprendió la sensibilidad que puede llegar a tener una persona para dar, y para ofrecer todo lo que está en su mano para hacer sonreír a un niño. Me han hecho descubrir que se puede ser feliz sólo con proponértelo, que la voluntad es la que marca tu camino, que lo importante es seguir tus sueños, buscarlos, y que si tú no puedes sólo están los demás para ayudarte a conseguirlo” (Ana Sánchez)

“Llegas allí pensado '¿Dónde me he metido…seré capaz de ayudar y hacer reír a esos niños?' y en un segundo te das cuenta que no hay de qué preocuparse. Esos niños te llenan de tanta energía y felicidad que sale todo solo. Si no fuera suficiente con eso, los coordinadores te hacen sentir como en casa. Siempre dispuestos a ayudar y a solucionar cualquier duda que tengas. Increíble la amabilidad con la que te hablan y ese buen humor que les caracteriza! Cualquier momento es buena para bailar, cantar y reír.
No tengo palabras para describir todas las sensaciones que tuve a la vez y todas buenas. Bueno, la única menos buena quizá fue el tener que despedirme de todos los niños, coordinadores y voluntarios. Amal Taznaqt es más que una asociación, es una familia para toda la vida” (Judith Gimeno)


“Al principio ilusión, después miedo a lo desconocido, a si lo harás bien, si sabrás cómo agradar a los niños, te llevarás bien con tus compañeros, dudas, incertidumbre, nervios…pero ¡allá voy! Al llegar allí todo cambia de repente, todas las dudas y nervios se disipan, empezando por el recibimiento de los coordinadores. Te hacen sentir como en casa, con un cariño increíble y siempre una sonrisa de oreja a oreja. (…) Es muy difícil describir una experiencia como esta. Te hacen darte cuenta de que todavía existen personas sin miedo a expresar sus sentimientos, que aún hay un lugar en el mundo donde no se han perdido los valores de la familia y la amistad, que un abrazo es gratis, no cuesta tanto darlo y son increíbles los sentimientos que puede llegar a despertar en ti. Te das cuenta de que el amor y la amistad no entienden de edades ni colores, que quizá no somos tan desarrollados como pensamos, y que nos queda tanto por aprender…” (Ana Martínez)

“Yo iba a Taznaqt de voluntaria, mi idea era que yo iba a ayudar en el colegio, en la asociación de mujeres...y puede que lo hiciese, sí, pero conforme llegué allí me di cuenta de que ellos me iban a ayudar a mi mucho más. Me ayudaron con todo lo que me transmitieron: alegría, valores, cultura. Me ayudaron a ver las cosas desde otra perspectiva, a crecer como persona. Es difícil explicar lo que se siente al ver a todos los niños ponerse en círculo a tu alrededor, verlos jugar por las calles y que viniesen a esperar en la puerta de la casa para que jugases con ellos, al hablar con la gente de allí y ver cómo es su día a día,...Y todo esto sin móviles, sin teles y sin un montón de lujos más, que aunque nos puedan parecer una tontería es algo a lo que estamos acostumbrados y que en cierto modo nos atrapa. Durante toda la estancia allí no todo fue bonito, es verdad que es un país en el que existe pobreza y el nivel de vida es distinto al nuestro.” (Noelia Sanjuan)


Si os apetece saber alguna cosita más, os dejamos nuestra web: http://www.amaltaznaqt.org/  y os invitamos a visitar nuestra página de Facebook. Sobre todo, muchísimas gracias por dedicarnos unos momentos.

Y muchísimas gracias a Carlota por este rinconcito en el que poder contar nuestra pasión y, sobre todo porque, igual que muchos otros, la admiramos por haber creado este espacio de conocimiento y entendimiento en el que tantas personas nos sentimos reconocidas, reafirmándonos en la idea de que Marruecos es un espacio maravilloso que merece la pena conocer, porque es mucho lo que te puede hacer sentir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario